Blogia
milindaisla

¡Qué hipocresía la de Bush!

Alguna vez nos quejamos de que el inquilino de la Casa Blanca tenía malos hábitos de lectura, ahora nos toca retractarnos de aquel señalamiento. Los hábitos de lectura de Bush, su capacidad de reproducción  exacta de ideas ajenas, supera con creces la de análisis;  únicamente comparable con  el ¨copy and paste ¨ de los procesadores de textos. Su discurso de hoy adolece del mal de la desmemoria y desestima las más elementales verdades sobre la realidad del pueblo cubano. Responsabiliza a su gobierno y su política económica por los males de la isla, ignorando (no me atrevo asegurar que concientemente porque no le creo capaz de tal elección) el inmenso peso que sobre ella tiene el bloqueo genocida - basta ya de eufemismos que nada hay más lejos de un embargo. Nuestra isla está plagada de carencias materiales pero no sucede así en el área de los principios y valores. Discursos como el de hoy evidencian estertores de agonía de la actual administración. Prueba de ello obtendremos en las venideras votaciones en la ONU. Hasta a tácticas hollywoodenses acudió con lo de sus palabras a aquellos cubanos de los cuerpos de seguridad y militares y al cubano corriente. En las universidades cubanas formamos gratuitamente a profesionales de más de 30 naciones y precisamente este año se graduaron como médicos 6 jóvenes estadounidenses. ¿ Reabrirá los cursos de tortura de la Escuela de las Américas? ¿A ese tipo de asesoramiento se refiere? Hemos tenido oportunidad de apreciar sus progresos en Abu Graib y ... ¡ah! ya me acuerdo: la Base Naval de Guantánamo. Seguro que es también responsabilidad de el gobierno cubano. A los cubanos se les niega el acceso a Internet, eso está claro, pero es preciso aclarar quienes son los verdaderos responsables. Para encontrarlos solo se necesita sentarse en una pc con dominio ¨.cu¨. Irak, Corea del Norte y otros, nos acompañan entre los excluidos, ¨el eje del mal¨. Ni hablar de los malabarismos a que recurren las autoridades cubanas para importar hardware y el correspondiente soporte técnico. Apostamos por una informatización de la sociedad gradual y aunque desearíamos y es un principio rector de esta área una computadora en cada casa la realidad objetiva no nos permite ir más allá. Los Joven Club y el sistema educacional son ejemplo de la voluntad política existente.
Esta es otra maniobra estéril. En Cuba nadie se inmuta ante los cacareos a 90 millas. Nos tienen acostumbrados. El Plan Bush y sus nuevas medidas, papeles para archivar. Para los que desde fuera pudieran prestarse al jueguito es que dirigimos estas palabras. Tenemos derecho a ser libres y soberanos. ¿Qué democracia es esa que pretenden imponernos desde el Norte?  En igualdad de condiciones y sin presiones estamos dispuestos a conversar pero nunca aceptaremos imposiciones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres